Si trabajaste en una empresa y no te dan utilidades, denuncia.

El reparto de utilidades es la retribución que los patrones que declaran utilidades deben pagar a los empleados por el tiempo y esfuerzos dedicados al crecimiento de la empresa para la que trabajan.

¿Quiénes tienen derecho al reparto de utilidades? 

Tienen derecho los trabajadores que laboren al servicio de un patrón. Entre ellos están:

  • Los trabajadores y ex trabajadores de planta (despedidos o que renunciaron voluntariamente).
  • Los empleados y ex empleados eventuales, siempre y cuando hayan laborado por lo menos 60 días de manera continua o discontinua.
  • Los de confianza y los contratados bajo el régimen de subcontratación (siempre y cuando se cumpla con lo dispuesto en el artículo 15-A de la Ley Federal del Trabajo).

No tienen derecho a participar en las utilidades:

  • Los directores, administradores y gerentes generales.
  • Trabajadores independientes; socios y accionistas.
  • Profesionales que trabajen por honorarios.
  • Trabajadores domésticos.

¿Cómo se determina el monto de las utilidades? 

Se determina en dos partes: una mitad se calcula por los días trabajados y la otra parte depende del salario de cada trabajador. Para el cobro se tiene el plazo de un año a partir del día siguiente a la fecha en que la obligación sea exigible.

Recuerda: los trabajadores que cuentan con este beneficio no pueden renunciar a él y el pago tampoco puede entregarse a través de vales, premios, ni otros beneficios.

¿Cuándo se deben pagar las utilidades?

Si tu patrón es una empresa (persona moral), debe pagarte utilidades entre el 1 de abril y el 30 de mayo; si es persona física, entre el 1 de mayo y el 29 de junio.

Los patrones que no están obligados a dar utilidades a sus trabajadores son:

  • Empresas de nueva creación durante el primer año de funcionamiento y si además se dedican a la elaboración de un producto nuevo (producto innovador certificado por la SE), quedan exceptuadas durante los dos primeros años. Las empresas que se fusionen, traspasen o cambien su nombre o razón social no entran en esta categoría.
  • Las empresas de la industria extractiva de nueva creación, durante el periodo de exploración.
  • Las instituciones de asistencia privada reconocidas por las leyes, que no tengan fines de lucro.
  • El IMSS y las instituciones públicas descentralizadas, con fines culturales, asistenciales o de beneficencia.
  • Las empresas cuyo ingreso anual declarado al impuesto sobre la renta no sea superior a 300,000 pesos.

Para asesoría en caso de que la empresa o jefe te niegue el pago o no lo haga en tiempo y forma, envía un correo a la dirección: inspeccionfederal@stps.gob.mx.

Fuente: https://www.gob.mx/sat/es/articulos/el-reparto-de-utilidades-es-tu-derecho-exigelo?idiom=es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Al continuar navegando en nuestro sitio está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies